El cambio obligado

Tras la pandemia de la Covid-19 el mundo ha cambiado, o al menos, ha cambiado tal y como lo conocíamos.

Este cambio, que está siendo traumático tanto en lo sanitario como en lo económico, nos tiene que servir para una reflexión profunda de cómo debe ser nuestro futuro a nivel global, y local en Cantabria.

Un paso adelante. Las empresas lideran el compromiso

Es el momento de escuchar activamente al tejido empresarial de Cantabria. Un tejido empresarial, heterogéneo y dispuesto a seguir creando riqueza y empleo en nuestra región. La empresas, tienen que evolucionar desde su posición de actor pasivo que recibe las políticas públicas, a liderar un espacio que es fundamental para reflexionar, definir, y actuar para crear un futuro para nuestra región.

Un foro abierto y participativo. Definir las líneas estratégicas

Cantabria Futuro no representa ningún color político, porque entendemos que el futuro de Cantabria, debe sustentarse en un proceso de “reinvención” que ponga foco en áreas estratégicas que, alineadas con las políticas y fondos europeos, permitan a Cantabria ser una región próspera económicamente y socialmente.

Objetivos

Reflexión conjunta
Crear un espacio de conversación entre miembros de diferentes ámbitos de la sociedad para aportar una visión 360º de las necesidades de nuestra región.

Visión práctica
Se busca generar estrategias que las administraciones públicas y las entidades privadas puedan aprovechar para poner en marcha proyectos a corto, medio plazo y largo plazo.

Optimización de los recursos
La financiación derivada de la crisis de la covid-19 se va a gestionar a través de proyectos. Es necesario crear una estructura en Cantabria capaz de absorber los recursos que nos ofrecen. 

X
X